Colombia y la sociedad de la información

Hernán Hel Huertas Olaya (23/03/2014)

La sociedad de la información // Documento de trabajo para el Máster en Comunicación Digital // Udima

“Todo cambia cuando el hombre delega la facultad de ser veloz a una máquina: a partir de entonces, su propio cuerpo queda fuera de juego se entrega a una velocidad que es incorporal, inmaterial, pura velocidad, velocidad en si misma, velocidad éxtasis.” La lentitud (Kundera, 1995)

Siglo XXI. La lentitud vs. la aceleración.
Ley de rendimientos acelerados

Siendo ciudadanos de tránsito entre los siglos xx al xxi, habiendo sido testigos de los cambios más vertiginosos jamás vistos por una generación, hemos pasado de tener una radio en AM (amplitud modulada) y una TV a blanco y negro con conexiones y señal de antena, a usar mobile device inalámbricos de diferentes tipos y funciones en apenas 30 años. ‘El mundo nos lo cambiaron’, es una expresión que solemos utilizar para significar que la actual sociedad es radicalmente distinta; nos convertirnos en ciudadanos del mundo cada vez más globalizados y conectados en una sociedad red.

Nuestras sociedades se mueven a una velocidad imparable. No hemos terminado de medir un fenómeno cuando ya estamos analizando un cambio de su estado. “En nuestro raudo mundo moderno, siempre tenemos la sensación de que el tren del tiempo esta saliendo de la estación cuando nosotros llegamos al anden (…) De repente la gente, la información, los materiales podían recorrer grandes distancias con mucha más rapidez que antes. (Honoré, 2008) (p. 30, 34).

Dar cuenta del estado actual de la sociedad de la información, de esta orilla o de la otra del océano, es tratar de atrapar el agua entre los dedos. Una “fluidez o la liquidez son metáforas adecuadas para aprehender la naturaleza de la fase actual —en muchos sentidos nueva— de la historia de la modernidad” (Bauman, 2002). Con el inicio de la informática, se ha vuelto imparable e incontenible, conducente a lo que Castells llamó una sociedad informacional, una nueva dimensión, una nueva instancia de sociedad, una nueva humanidad. “Una revolución tecnológica, centrada en torno a las tecnologías de la información, empezó a reconfigurar la base material de la sociedad a un ritmo acelerado. Las economías de todo el mundo se han hecho interdependientes a escala global, introduciendo una nueva forma de variable entre Economía, Estado y Sociedad.” (Castells, 2005) (p. 31).

Por otra parte han aparecido manifestaciones en contra de esta veloz globalización, como el movimiento Slow, que ha intentado en un sentido practico, revertir esta frenética aceleración, “Todos los meses de octubre, Wagrain alberga la conferencia anual de la Sociedad por la Desaceleración del Tiempo. Utilizan incluso un término alemán para resumir su filosofía, eigenzeit, (Eigen significa “propio” y Zeit, “tiempo”) (p.49-50). Pero es inevitable, o por lo menos eso piensan los futuristas y prospectivistas que no ven freno a esta empresa, hacer cada vez más veloz, conectada y global a la sociedad. El mas importante e influyente de ellos es Ray Kurzweil,[1] quien a partir de los planteamientos de la Ley de Moore[2], propuso una nueva ley para entender la aceleración de los rendimientos en todas las áreas del saber humano.

Sigue leyendo

Anuncios